SUEÑO Y DESCANSO

SUEÑO Y DESCANSO

No todos son problemas de sueño…

Antes de pensar que el niño tiene un problema se deberían descartar ciertas situaciones que pueden perturbar el sueño en el niño:

  • Temperatura de la habitación: es importante valorar, de manera objetiva, si el niño pasa frío o calor durante la noche. La habitación debe estar a una temperatura confortable y se debe tapar al niño de manera adecuada al clima. Debes asegurarte de que no existan corrientes de aire en su habitación, en especial durante el invierno, ya que esto los despierta. Asegúrate siempre de que esté bien tapado, aunque en muchas ocasiones, con el fin de evitar que cojan frío, se les abriga demasiado y esto también contribuye a que el bebé se sienta incómodo. Puedes darte cuenta de si el bebé tiene calor porque su cara y el cuello pueden estar enrojecidos. Para asegurarte, coloca tu mano sobre su pecho. Al tacto, el bebé tiene que estar tibio y no caliente ni pegajoso. Si el bebé está muy caliente, quítale el exceso de abrigo y refréscalo abriendo sus prendas.
  • Ruidos: los ruidos repentinos o constantes pueden ser las causas que perturban el sueño del bebé.
  • Luz y oscuridad: la luz puede ser un problema para los bebés que se despiertan temprano o a los que les cuesta conciliar el sueño. Las primeras luces del amanecer, las luces de la calle o del televisor son las causas más frecuentes. Para solucionar el problema puedes poner cortinas que no permitan el paso de la luz en absoluto. La oscuridad, por el contrario, también puede incomodar a muchos bebés, ya que al despertarse por la noche no se sienten seguros. Para estos casos puedes utilizar una luz suave que se coloca en algún enchufe de la habitación.
  • La cuna: es posible que el bebé no se sienta cómodo en su cuna o moisés. Algunos se mueven mucho mientras duermen y al hacerlo se golpean contra los bordes de la cuna y eso les despierta. Puede solucionarse colocando protectores en los barrotes.
  • El pijama: debe ser cómodo, sin corchetes o cremalleras que molesten ni perneras demasiado amplias que hacen que las piernecitas del bebé se pierdan en el pijama. Las etiquetas, los materiales sintéticos, las costuras y las medias apretadas pueden provocarle molestias que le impiden dormir correctamente. Debes chequear que su piel no tenga marcas rojizas por el rozamiento de su ropa y que el tamaño de su ropa sea el adecuado.
  • Pañales: hay bebés a los que les molesta mucho el pañal mojado y se despiertan. En estos casos, el pañal se resuelve el problema.
  • Hambre: el niño mayor  de seis meses puede quedarse con hambre por la tarde-noche si solo toma leche. Es aconsejable si se despierta para comer muchas veces que se le de una cena un poco más consistente, según las directrices del pediatra.
  • Obstrucción nasal: muchos bebés padecen aumento de la mucosidad nasal que obstruye el paso del aire al respirar. Si éste es el caso, el sueño mejora realizando un lavado nasal antes de ir a dormir.
  • La dentición: algunos bebés pueden  tener molestias, por lo que si es así, el pediatra puede recetar algún remedio que lo alivie.
  • Cólicos: son bastante frecuentes durante los tres primeros meses de vida del bebé. Para aliviarlos cógelo en brazos, acúnalo con postura anticólico (colócale boca abajo con tu mano en su barriguita), dale el pecho o un pequeño paseo en carrito.
  • Enfermedad: los niños con problemas respiratorios (bronquitis, catarro, otitis…), de la piel (dermatitis atópica, urticaria…) u otros pueden dormir mal por las molestias que se derivan. Una vez pase la enfermedad, mejorará el sueño.

Nuestra tienda utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario y te recomendamos aceptar su uso para disfrutar de la navegación. Para administrar o deshabilitar estas cookies haz click en Configuración de Cookies. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cookies necesarias
Las cookies necesarias ayudan a hacer una página web utilizable activando funciones básicas como la navegación en la página y el acceso a áreas seguras de la página web. La página web no puede funcionar adecuadamente sin estas cookies.
Nombre de la cookie Proveedor Finalidad Caducidad
PrestaShop-# www.floretes.es Esta cookie permite conservar abiertas las sesiones del usuario durante su visita y le permite pasar un pedido o toda una serie de funcionamientos como: fecha de adición de la cookie, idioma seleccionado, divisa utilizada, última categoría de producto visitado, productos recientemente vistos, acuerdo de utilización de servicios del sitio, identificador del cliente, identificador de conexión, apellido, nombre, estado conectado, su contraseña cifrada, e-mail relacionado con la cuenta del cliente y el identificador del carrito. 480 horas
Cookies estadísticas
Las cookies estadísticas ayudan a los propietarios de páginas web a comprender cómo interactúan los visitantes con las páginas web reuniendo y proporcionando información de forma anónima.
Nombre de la cookie Proveedor Finalidad Caducidad
_ga Google Registra una identificación única que se utiliza para generar datos estadísticos acerca de cómo utiliza el visitante el sitio web. 2 años
_gat Google Utilizado por Google Analytics para controlar la tasa de peticiones 1 día
Contenido no disponible